¿En que día y en que mes nació Jesús?

¿Quién es María? ¿Qué le profetizaron? ¿Tuvo dolores de parto? Son algunas de las cosas que meditaremos en esta sección, esperando sea de mucha bendición para su vida.

La Virgen María

 

No podemos dejar de mencionar la intervención de María en el plan de Dios.

Veamos pues ¿Quién es María?

Origen del Nombre: Hebreo maryam

Origen del Nombre: arameo significa: "Señora" o "Princesa

Tiene varios significados:

La elegida, la amada de Dios.

Mujer del mar, Amarga

 

Todo estos nos señala que el nombre de María es un nombre muy especial, y que fue ella a quien Dios eligió para cumplir su propósito al enviar a su Hijo Jesús a morir por nuestros pecados.

 

Este nombre aparece 68 veces en la Biblia.

14 en el antiguo o viejo testamento

54 en el nuevo testamento

Aunque no siempre se refiere a la María esposa de José, pues existieron varias Marías que fueron utilizadas por el Señor.

 

El nacimiento de Cristo fue profetizado, por Isaías leamos: Isaías 7:14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la VIRGEN concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. (Que significa: Dios con nosotros)

 

Leamos lo que testifican los evangelios sobre María:

Lucas 1:26-38 Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril; porque nada hay imposible para Dios. Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia.

 

Si leímos con atención vemos claramente siete bendiciones para María

1.      ¡Salve, muy favorecida!

2.      El Señor es contigo;

3.      Bendita tú entre las mujeres

4.      María, no temas,

5.      Has hallado gracia delante de Dios.

6.      Concebirás en tu vientre,

7.      Darás a luz un hijo

 

¿Pero porque la eligió a ella? Dios conoce a todos sus hijos y María poseía cualidades que agradan a Dios.

Miramos fe y sumisión: Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia. (Lucas 1:38)

 

Recordemos que en el tiempo de la ley a las mujeres que resultaban en cinta fuera o antes del matrimonio, es decir fornicación, morían, leamos: Levítico 21:9 Y la hija del sacerdote, si comenzare a FORNICAR, a su padre deshonra; quemada será al fuego.

Leamos también: Deuteronomio 22:20-21 Mas si resultare ser verdad que no se halló virginidad en la joven,  entonces la sacarán a la puerta de la casa de su padre, y la apedrearán los hombres de su ciudad, y morirá, por cuanto hizo vileza en Israel fornicando en casa de su padre; así quitarás el mal de en medio de ti.

Génesis 38:24 Sucedió que al cabo de unos tres meses fue dado aviso a Judá, diciendo: Tamar tu nuera ha FORNICADO, y ciertamente está encinta a causa de las fornicaciones. Y Judá dijo: Sacadla, y sea quemada.

 

Mas sin embargo María confió en Dios, y obedeció aquí vemos un espíritu de valentía de parte de ella.

 

Otra cualidad que vemos en María, es su discreción y meditación de las cosas, es decir no era una mujer precipitada, sino todo lo contrario era  muy prudente en sus palabras y hechos, leamos: Lucas 2:16-18 Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño. Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían. Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.

 

Otra actitud que poseía era el ser una verdadera adoradora, leamos: Lucas 1:38 Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia. Leamos también: Lucas 1:46-55Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. Porque ha mirado la bajeza de su sierva; Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones. Porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso; Santo es su nombre, Y su misericordia es de generación en generación A los que le temen. Hizo proezas con su brazo; Esparció a los soberbios en el pensamiento de sus corazones. Quitó de los tronos a los poderosos, Y exaltó a los humildes. A los hambrientos colmó de bienes, Y a los ricos envió vacíos. Socorrió a Israel su siervo, Acordándose de la misericordia De la cual habló a nuestros padres, Para con Abraham y su descendencia para siempre.

 

LO QUE LE PROFETIZARON A MARÍA

Esta es una de las bendiciones que gozo María, leamos con atención: Lucas 2:25-35 Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él. Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor. Y movido por el Espíritu, vino al templo. Y cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al templo, para hacer por él conforme al rito de la ley, él le tomó en sus brazos, y bendijo a Dios, diciendo: Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, Conforme a tu palabra; Porque han visto mis ojos tu salvación, La cual has preparado en presencia de todos los pueblos; Luz para revelación a los gentiles, Y gloria de tu pueblo Israel. Y José y su madre estaban maravillados de todo lo que se decía de él. Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha (y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones.

 

Era Jesús quien estaba puesto para caída y para levantamiento y señal que iba a ser contradicha por muchos para que fuesen revelados los pensamientos de muchos, pero que esto iba a provocar en María, que una espada traspasara su alma (es decir el alma de María).

 

¿Cuándo se cumplió esta profecía?

En el día de la crucifixión de Jesús pues María presencio todo lo que aconteció, estando presente frente a la cruz hasta el último momento, leamos: Juan 19:26-30 Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa. Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed. Y estaba allí una vasija llena de vinagre; entonces ellos empaparon en vinagre una esponja, y poniéndola en un hisopo, se la acercaron a la boca. Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu. No existe peor dolor para una madre el ver a su hijo morir de esa forma. ¿Entiende usted este lenguaje?

 

¿MARÍA SUFRIÓ DOLORES DE PARTO?

No. Leamos: Isaías 66:7Antes que estuviese de PARTO, dio a luz; antes que le viniesen dolores, dio a luz hijo. Esto es más que claro que no sufrió dolores de parto, pues los dolores de parto es parte de lo que Dios decreto como sentencia sobre la mujer en el huerto del Edén, leamos: Génesis 3:16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con DOLOR darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.

Es por eso que se le dijo: Lucas 1:41-43 Y aconteció que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo, y exclamó a gran voz, y dijo: Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre.

 

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos nosotros, AMEN 

Seguir leyendo....