Hace ya varios años que Dios nos mostro una bella verdad que esta contemplada en la Biblia la Palabra de Dios, y es la fecha exacta en la cual nació Jesús, por años hemos predicado este mensaje en nuestra amada congregación, deseando no solo saberlo nosotros sino anhelábamos compartirlo con el mundo, ahora Dios nos da la oportunidad de poder compartir la palabra por medio de la internet y es así como le damos la honra y la gloria a Dios por permitirnos compartir lo que por años hemos sabido de parte del Espíritu Santo, le rogamos se arme de paciencia y lea detenidamente todo antes de sacar sus conclusiones, la honra y la gloria es para Dios quien nos ha mostrado esta gran bendición Amen.


¿En qué día nació Jesús? 

 

Por: Jorge Gomez

 

Es la pregunta que todo el mundo se hace, a la cual se responde: “Nadie lo sabe” o “La Biblia no lo dice”, con estas palabras responden todos aquellos que afirman conocer las sagradas escrituras, no obstante se celebra el 24 de diciembre, y es en ese día donde –supuestamente- conmemoran el nacimiento de Jesús.

 

Pero, ¿fue anunciado por los protesta? ¡Si estaba profetizado que vendría el Salvador del mundo, Jesús el hijo de Dios. Jesucristo mismo llamo insensatos y tardos de corazón a ciertos de sus discípulos por no creer todo lo que los profetas habían anunciado acerca de él; leamos: Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.  Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Luc. 24:25-27; 44

 

Entonces, si todos los profetas anunciaron los padecimientos de Cristo, no cabe duda que también estaba profetizado el día y el mes en que nacería el Salvador del mundo, Jesús el Hijo de Dios.

 

Presentamos un estudio sincero y desinteresado, para dar respuesta a esta interrogante, basados única y exclusivamente en la Palabra de Dios. Por lo cual le rogamos no haga ningún comentario hasta haber leído todo este estudio. Buscando el rostro de Dios en oración para que sea Él quien a través de su Espíritu Santo, muestre si es falsedad o no lo que a continuación presentamos. –la gloria sea a Él-

 

Para entender todo esto debemos iniciar desde Génesis donde la Biblia nos declara que fue lo que provoco que Jesucristo viniera a dar su vida por amor a nosotros en la cruz del calvario.

Génesis 3:9-15 Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí. Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

 

La palabra de Dios testifica que la serpiente fue la autora de la caída del hombre, ya que la serpiente fue quien provoco que el hombre dudara de Dios y le desobedeciera; entendemos por la Palabra que la Serpiente es Satanás, leamos: Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, Apo. 12:9a

 

Pero Dios en su inefable amor y bondad dio la solución al problema del pecado del hombre, pues al desobedecer el hombre al Señor, el pecado entró en el mundo, y por el pecado la muerte, pues escrito esta: Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. Rom. 5:12.

 

Pero, ¿Cuál fue la solución que Dios le otorgo al hombre? Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar. Gen. 3:15

 

En ese momento Dios dijo que la solución era enviar a su Hijo Jesucristo, leamos: No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir. Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo. Y con el don no sucede como en el caso de aquel uno que pecó; porque ciertamente el juicio vino a causa de un solo pecado para condenación, pero el don vino a causa de muchas transgresiones para justificación. Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia. Rom. 5:14-17.

 

No obstante Dios decreto sentencia para la Serpiente, para la mujer y para el hombre, pues escrito esta: Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. Rom. 6:23y otra vez porque nuestro Dios es fuego consumidor. He. 12:29.

 

La solución al problema del pecado del hombre fue poner enemistad entre la serpiente y la mujer, entre la simiente de la serpiente y la simiente de la mujer, la simiente heriría a la serpiente en la cabeza y esta le heriría en el calcañar.

 

La enemistad entre la mujer y la serpiente, era que una mujer iba a concebir a la simiente, leamos: Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. Isa. 7:14

 

Y al concebido se le llama simiente; pero, ¿Quién es la simiente? Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo. Gal. 3:16. Note que dice que existe una solo simiente y declara quien es esa única simiente.

 

Es la simiente (Cristo) quien heriría a la serpiente (Satanás) en la cabeza –es decir, herida de muerte- para destruir sus obras, leamos: Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, Heb. 2:14

 

Y que la simiente seria herida por la serpiente en el calcañar; y sabemos que el calcañar o talón  es la parte posterior del pie, y en la Palabra de Dios, dar un golpe en ese lugar representa un golpe a traición cuyo objetivo es provocar una caída, leamos: Será Dan serpiente junto al camino, Víbora junto a la senda, Que muerde los talones del caballo, Y hace caer hacia atrás al jinete. Gen. 49:17

También dice la escritura:Lazo prenderá su CALCAÑAR; Se afirmará la trampa contra él. Job 18:9

 

Jesús fue aborrecido por los religiosos de su época, ellos conspiraron contra él, pero todo estaba escrito, leamos: Reunidos murmuran contra mí todos los que me aborrecen;
Contra mí piensan mal… Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, Alzó contra mí el calcañar. Sal. 41:7,9

 

Note que dice: “el hombre en quien yo confiaba”, este hombre era Judas Iscariote en quien Jesús confió, pues Judas Iscariote era el mayordomo de Jesús pues guardaba los bienes de ellos, leamos lo que la Palabra de Dios testifica de Judas…. sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella. Jn. 12:6b… puesto que Judas tenía la bolsa Jn. 13:29a La Biblia enseña que el mayordomo era la persona en quien mas confiaba el padre de familia, rey o patriarca, leamos: Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía. Gen. 39:4. El mayordomo era aquel que administraba los bienes de su señor, la Palabra había anunciado que Satanás heriría a la simiente (Cristo) en le calcañar, esto representa la traición de Judas, leamos: Y entró Satanás en Judas, por sobrenombre Iscariote, el cual era uno del número de los doce; Luc. 22:3 leamos también: No hablo de todos vosotros; yo sé a quienes he elegido; más para que se cumpla la Escritura: El que come pan conmigo, levantó contra mí su calcañar. Jn. 13:18

 

Los enemigos de Jesús conspiraron contra él como estaba profetizado, pero quien le entrego fue su íntimo en quien mas confiaba.

Empero el asunto no termino ahí, pues esa herida en el calcañar es cuando la Simiente de la mujer (Jesús) levanta Su pie para aplastar la cabeza de la serpiente, la serpiente antes que su cabeza sea aplastada levantaría su boca y mordería a la Simiente de la mujer en Su talón. En otras palabras, la serpiente iba a causar dolor a la Simiente de la mujer, pero después de que él cause dolor a la Simiente de la mujer, la Simiente seguidamente después le iba  aplastar su cabeza y a pronunciar destrucción sobre él.

 

Jesús sufrió dolores en la cruz del calvario es ahí donde su herida en el calcañar emergió, pues el tomo nuestros pecados y murió como si fuera el culpable, pues escrito esta: Si dijeres en tu corazón: ¿Por qué me ha sobrevenido esto? Por la enormidad de tu maldad fueron descubiertas tus faldas, fueron desnudados tus Calcañares. Jer. 13:22

 

La Biblia testifica en todas sus paginas sobre nuestro Señor Jesucristo, por lo cual Jesús mismo exhorto: ESCUDRIÑAD las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; Jn.5:39

Ya que Dios desde el principio anuncio la venida de Jesús y dio testimonio por medio de sus siervos los profetas, leamos: Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. Si el león ruge, ¿quién no temerá? Si habla Jehová el Señor, ¿quién no profetizará? Am. 3:7-8

 

No hay un solo profeta en la Biblia que no haya anunciado algo sobre Cristo, pues Jesús mismo lo declaro, leamos: Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las escrituras lo que de él decían. Luc. 24:27.

 


¿Quién es la simiente de la serpiente?

La palabra simiente del hebreo zerá (diccionario Strong H2233) significa: Semilla, fruto, es la misma palabra usada en Génesis 22:18 En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz. Confirmada por el Apóstol San Pablo en Gálatas 3:16 citado anteriormente.

 

Es decir la semilla o los hijos de la serpiente, ¿Quiénes son los hijos o simiente del diablo? Leamos: vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Juan 8:44.

 

Cuando la Palabra de Dios nos  habla de “descendencia” en sentido simbólico, se refiere a aquellas personas que imitan el mismo patrón de comportamiento de su “padre”, que tienen su mismo espíritu o disposición. Caín, el primer hijo de Adán y Eva, es un ejemplo de la descendencia de la serpiente. Jesucristo  nos deja claro que están “Los hijos de Dios y los hijos del Diablo los cuales se hacen evidentes por este hecho, leamos: En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios. Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros. No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. 1 Jn. 3:10-12 y también nos deja claro la enemistad anunciada por el Señor Hermanos míos, no os extrañéis si el mundo os aborrece.  1 Jn. 3:13.

 

Por consiguiente, la simiente o descendencia de la serpiente a lo largo de los tiempos se ha conformado de aquellos que tienen el espíritu del Diablo, aborrecen a Dios y combaten contra Su pueblo, sobre todo personas que testifica servir a Dios. Jesucristo igualó a los líderes religiosos judíos de su día como parte de la descendencia de la serpiente, al decir: “Serpientes” leamos: ¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? Mateo 23:33.

 

 

Pero, ¿en qué día nació Jesús  

 

El profeta Hageo nos habla en su libro en el capitulo 2 versículos 18 y 19 leamos:

Meditad, pues, en vuestro corazón, desde este día en adelante, desde el día veinticuatro del noveno mes, desde el día que se echó el cimiento del templo de Jehová; meditad, pues, en vuestro corazón. ¿No está aún la simiente en el granero? Ni la vid, ni la higuera, ni el granado, ni el árbol de olivo ha florecido todavía; mas desde este día os bendeciré.

 

El versículo 18 no habla de la simiente, sino del cimiento del templo de Jehová, ¿Quién es el templo de Jehová? Leamos: Por lo cual también contiene la Escritura:

He aquí, pongo en Sion la PRINCIPAL PIEDRA DEL ÁNGULO, escogida, preciosa;Y el que creyere en él, no será avergonzado. 1ª Pd. 2:6. Es decir que al profetizar Hageo del cimiento del templo de Jehová estaba hablando de Jesús, ya que él es el único cimiento del templo de Dios, pues Jesús mismo se declaro el templo de Jehová, y las palabras de Jesús son infalibles, leamos. Y los judíos respondieron y le dijeron: ¿Qué señal nos muestras, ya que haces esto? Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás? Mas él hablaba del templo de su cuerpo. Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho. Jn. 2:18-22.

 

El versículo 19 dice: ¿no está aun la Simiente en el granero? Dando a entender que la simiente (Cristo) estaba aun en el granero, pero ¿Qué es el granero y donde esta? Leamos: Su aventador está en su mano, y limpiará su era, y recogerá el trigo en su granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará. Luc. 3:17también dice: dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero. Mat. 13:30 Está claro que el granero aquí representa el reino de Dios, y la simiente aun estaba en el granero, pues

cuando Hageo profetizo sobre esto era el año 520 A.C.

 

Luego dice: "Ni la vid" ¿Quién es la vid? Leamos: Yo soy la vid verdadera, y mi padre es el labrador. Jn.15:1note que dice en la Palabra de Dios que solo existe una verdadera vid la cual es Jesús, entonces el profeta Hageo al mencionar a la vid, se estaba refiriendo a aquella única y verdadera vid, Jesús.

 

Después dice: “ni la higuera” y entendemos por la palabra que la higuera es tipo de la nación  de Israel al cual vino Jesús y no encontró fruto en ella, leamos: Al día siguiente, cuando salieron de Betania, tuvo hambre. Y viendo de lejos una higuera que tenía hojas, fue a ver si tal vez hallaba en ella algo; pero cuando llegó a ella, nada halló sino hojas, pues no era tiempo de higos. Entonces Jesús dijo a la higuera: Nunca jamás coma nadie fruto de ti. Y lo oyeron sus discípulos. Mrc. 11:12-14.

 

Cristo maldijo esa higuera al no encontrar fruto en ella, y eso es exactamente lo que el Señor enseño a sus discípulos por medio de una parábola, leamos: Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? El entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después. Luc. 13:6-9

 

Note que durante tres años busco fruto en la higuera (Israel) y en ese transcurso de tiempo no lo hallo y decreto que aquella fuera quitada sino daba fruto al cabo de el tiempo señalado, y sabemos que aquella higuera no dio su fruto y por tanto fue quitada (aunque de momento) y en su lugar ocupo ese espacio la iglesia, pues escrito esta: A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. Jn. 1:11-13.

 

Jesús dijo a la higuera: “nunca jamás coma nadie fruto de ti” ya que el pueblo de Israel era el pueblo escogido para anunciar la Palabra de Dios y de ese modo alimentaria al mundo, leamos: Alabad a Jehová, invocad su nombre, Dad a conocer en los pueblos sus obras. 1º Cron. 16:8 note que el mandato de dar a conocer a los pueblos las obras de Dios, pero al despreciar la salvación de Dios, fue la Iglesia (el cuerpo de Cristo) a quien se le concedió el privilegio de dar a conocer el evangelio, o sea de alimentar al mundo con el fruto de la Palabra de Dios, pues escrito esta: Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.1ª Pd. 2:9-10

 

Luego dice: “ni el granado” ¿Qué es el granado? El granado era utilizado para las vestiduras sacerdotales, leamos: Y en sus orlas harás granadas de azul, púrpura y carmesí alrededor, y entre ellas campanillas de oro alrededor. Exo. 28:33

Y también era utilizado como ornamento en el Templo de Jehová, leamos: Tenían también los capiteles de las dos columnas, doscientas granadas en dos hileras alrededor en cada capitel, encima de su globo, el cual estaba rodeado por la red. Estas columnas erigió en el pórtico del templo; y cuando hubo alzado la columna del lado derecho, le puso por nombre Jaquín, y alzando la columna del lado izquierdo, llamó su nombre Boaz. 1º Rey. 7:20-21recordemos que Dios dio mandamiento preciso a Moisés tocante a las vestiduras sacerdotales y al templo, y que esto debía hacerse de conformidad a la voluntad de Dios, y que no debía agregarse ni disminuir nada de lo que Él había ordenado como esta escrito:

Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis. Exo. 25:9

 

Ya que Jesús es el templo de Jehová y el único sacerdote, pues la escritura contiene: Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. Porque la ley constituye sumos sacerdotes a débiles hombres; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, al Hijo, hecho perfecto para siempre. Heb.7:26-28leamos también: Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, Heb. 9:11

 

Termina diciendo “ni el árbol de olivo ha florecido todavía” ya que esto era una profecía. Pero que ese árbol iba a florecer un veinticuatro de un noveno mes, ¿Quién es el árbol de olivo? Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, leamos: Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión, sino vida de entre los muertos? Si las primicias son santas, también lo es la masa restante; y si la raíz es santa, también lo son las ramas. Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti. Pues las ramas, dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado. Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme. Rom. 11:15-20dice que las ramas naturales (Israel) fueron desgajadas por su incredulidad y dureza de corazón, para que fuese injertado en su lugar el olivo silvestre (los gentiles es decir la Iglesia), en el árbol de olivo, el cual es Cristo, pues escrito esta: Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo? Rom. 11:24

 

Cristo es el cimiento, la simiente, la vid verdadera, la higuera y el árbol de olivo pues el mismo lo declaro con sus labios, entonces no cabe duda que el profeta Hageo estaba hablando de Jesús, pues todos los profetas profetizaron la venida de Jesucristo, y Hageo no quedo exento de ese privilegio, porque, ¿a quien se le denominan estas cualidades? Es claro que a ninguno, solo a aquel que merece toda la honra y toda la gloria por los siglos de los siglos, Jesús, Amen.

 

Fue el profeta Hageo quien anuncio el nacimiento de Jesús y las glorias que vendrían. Pues escrito esta: y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos. Hag. 2:7 Es cuando entonces, Dios dice, que Jesús (el cimiento del Templo de Jehová) iba a ser puesto el día veinticuatro del noveno mes, -es decir que iba a nacer un veinticuatro del noveno mes- como esta escrito: Su cimiento está en el monte santo. Ama Jehová las puertas de Sion Más que todas las moradas de Jacob. Jehová contará al inscribir a los pueblos: Este nació allí. Sal. 87:1-2,6

 

Note que el cimiento (Jesús) estaba en el monte santo o sea en el reino de Dios, leamos:  

Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán; Me conducirán a tu santo monte,
Y a tus moradas. Entraré al altar de Dios, Sal. 43:3-4
pero que este cimiento iba a ser puesto sobre la faz de la tierra.

 

Ahora bien, en nuestro calendario el noveno mes corresponde al mes llamado septiembre, pero en el calendario de Israel (donde nació Jesús) es el mes de diciembre, leamos: Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año. Exo. 12:1-2

 

Dios dijo a Israel el día que los saco de Egipto, que aquel día era un día especial, y que desde ese momento en adelante, en el cual ellos salían de tierra de Egipto debía de constituirse en el primero de los meses del año, como señal de que aquel mes, marco el momento en el que fueron libertados de su esclavitud.

 

Pero, ¿en que mes salió el pueblo de Israel de Egipto? Leamos: Y Moisés dijo al pueblo: Tened memoria de este día, en el cual habéis salido de Egipto, de la casa de servidumbre, pues Jehová os ha sacado de aquí con mano fuerte; por tanto, no comeréis leudado. Vosotros salís hoy en el mes de Abib. Exo. 13:3-4

 

Dice que salieron en el mes de Abib que corresponde al mes de abril. Entonces, si el primer mes del año en Israel es abril el noveno mes es diciembre. O sea que Jesús (el cimiento del Templo) fue puesto el día veinticuatro del noveno mes, y fue en ese día en el cual se dijo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. Luc. 2:11y se cumplió lo que estaba escrito: “mas desde este día os bendeciré” Hag. 2:19c.  

 

Dios tenía establecido el tiempo en el cual daría a su hijo unigénito, leamos: Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. Gal. 4:4-5.

 

Leamos también: Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos. 1ª Pd. 1:10-11.

 

Y se cumplió la escritura que dice: Meditad pues en vuestro corazón, desde este día en adelante, desde el día veinticuatro del noveno mes (diciembre) desde el día que se echó el cimiento (la piedra del ángulo) del templo de Jehová (Jesucristo); meditad, pues, en vuestro corazón. ¿No está aun la simiente (Cristo) en el granero (el reino)? Ni la vid (Jesús), ni la higuera (el Mesías), ni el granado (Cristo, Sumo Sacerdote y perfecto tabernáculo), ni el árbol de olivo (Jesús) ha florecido todavía; más desde este día (veinticuatro de Quisleu -diciembre-) os bendeciré. Hageo 2:18-19 seguir leyendo....